¿Cuál es más difícil – el español o el inglés?

Aquí en The Language Corner, particularmente en nuestros grupos de niveles más básicos, nuestros alumnos muchas veces nos preguntan cuál es más difícil, ¿el inglés o el español?

La respuesta a esta pregunta varía mucho de persona a persona. Por ejemplo, si tu lengua materna es el italiano, probablemente encontrarás más fácil el español, pero si tu lengua materna es el alemán probablemente encuentres el inglés mucho más fácil de aprender.

Y, si bien las opiniones sobre este tema varían, hay algunos puntos que pueden ser considerados y contrastados:

Vocabulario

Las palabras en inglés, especialmente en los niveles más básicos, tienden a ser más cortas y a menudo estar compuestas por una sílaba. Esto puede hacer que sean un poco más fáciles de memorizar. Por ejemplo:

book –   libro

hot –   caliente

pen –   bolígrafo

chair –   silla

Pronunciación

El idioma inglés tiene muchos más sonidos que el español, 44 fonemas en el primero contra tan sólo 24 del segundo. De estos, en inglés también hay varios sonidos, como por ejemplo θ y ð, cuya diferencia sutil puede ser difícil de distinguir para un oyente inexperto pero que pueden denotar significados muy distintos.

Adicionalmente la pronunciación de las palabras en inglés puede variar enormemente según la región o el país. Una palabra sencilla como “bus” se pronuncia en la mayor parte de las regiones anglo parlantes como  /bʌs/, pero en el norte y en la región central de Inglaterra se pronuncia más o menos como /bus/.

Aunque esto sucede también en español en cierta medida.

Gramática

Yo hablo, tu hablas, ella habla…  En inglés raramente conjugamos.

De hecho la mayoría de los verbos tienen un máximo de 5 conjugaciones (e.g. speak, spoke, spoken, speaks, speaking). También empleamos verbos auxiliares para indicar el tiempo verbal ((have spoken, will speak) y para indicar negación  (don’t speak, didn’t speak). Por ende la gramática en inglés es más simple, y hay bastante menos que memorizar.

Sin embargo en inglés sí que tenemos que utilizar los pronombres personales (I, you, we, they, etc), los cuales tienden a ser omitidos más frecuentemente en español dada que la conjugación ya indica el sujeto de la oración.

Tampoco tenemos géneros gramaticales en los sustantivos en inglés, a excepción de algunas palabras para tipos de trabajo. Para un hispanohablante los géneros gramaticales no suelen presentar muchas dificultades, pero para un angloparlante, tener que modificar artículos y adjetivos basándose en el género gramatical puede resultar bastante difícil.

Lectura y escritura

No siempre es fácil deducir cómo pronunciar una palabra en inglés por como está escrita. En este sentido, escribir en español puede ser más fácil que en inglés, ya que si conoces las reglas de pronunciación y escritura puedes leer cualquier palabra en español y saber exactamente cómo se pronuncia y viceversa.

En inglés este no siempre es el caso. Palabras como rough, through, though and Slough, ilustran este punto a la perfección. Incluso como angloparlante nativo, hay ocasiones en las que me encuentro con una palabra que desconozco y no sé del todo cómo pronunciarla.

Para resumir, hay algunos temas que son más difíciles en inglés, y otros que son más complicados en español. Y mucho depende de la persona que esté aprendiendo, y aprender un idioma nuevo no suele ser fácil en general.

Si te gustaría obtener más información o ayuda para aprender inglés en Madrid, visítanos en nuestras academias de La Elipa y La Almudena, cerca de Ventas. Aquí podrás hablar con nuestros profesores nativos, quienes siempre están encantados de poder ayudar.

¡Esperamos verte pronto!